_____________________Si quieres ponerte en

contacto con nosotros, escríbenos  a:

misteriosdecadiz

@hotmail.com

ANTES DE SEGUIR LEYENDO DEBES SABER....

 

LA VERDADERA LEYENDA DE LA CASA DEL PIRATA NO ES DEL TODO CIERTA.

 

Dimos con esta historia por casualidades del destino. 

Fue una tarde cuando, mi antigua compañera y yo hace unos ocho o nueve años, decidimos buscar información e indagar sobre los túneles de Cádiz y Cuevas de Mariamoco y decidimos entrevistar al gerente de la empresa "Monumentos Alavista", Germán Garbarino, y pionero en dar a conocer en el Ayuntamiento de Cádiz, las pruebas científicas de que realmente existían éstos túneles subterráneos. 

 

Una conversación llevó a otra y fue él quien nos contó la maravillosa historia de la casa del pirata y nos aseguró que él había visto las pruebas tangibles de que esa historia era totalmente real, cosa de la que, personalmente, estoy totalmente convencida.

Germán nos contó brevemente y de forma general esta historia y nosotras decidimos contarla desde nuestro ángulo y dándole forma de leyenda basada en hechos reales, adornada con varias connotaciones de amor, aventura y misterio, porque en eso se basa la palabra "Leyenda", "una narración popular que cuenta un hecho real o fabuloso adornado con elementos fantásticos o maravillosos del folclore, que en su origen se transmite de forma oral".

 

Y una vez aclarado ésto, disfruten de esta maravillosa historia que nos contó el director del museo, y que como toda leyenda, tiene su parte de realidad y de ficción.

La Casa del Pirata

    Cuenta la historia, que un pirata enamorado de la mar partió en su galera en busca de nuevos tesoros. Y por caprichos del destino, este pirata encontró uno de los mayores tesoros de la época, pero ésto le costó el naufragio de su embarcación y muchos años perdido en una isla desierta.


    Estaba desolado. Había cumplido su sueño pero para ello había perdido toda su vida.


    Justo antes de darse por vencido y perder las esperanzas, apareció por aquella isla un barco mercante. El pirata no lo dudó y dejó el tesoro para regresar a su tierra junto a su esposa.
Cuando regresó a casa después de tanto tiempo, creyó que su bella esposa dándolo por muerto se había vuelto a casar.  Pero al llegar a Cádiz descubrió muy sorprendido que aún le esperaba. El pirata, embriagado por la emoción, quiso premiar la fidelidad de su esposa y pese a la negativa de ésta, se volvió a embarcar rumbo a aquella isla para recuperar el tesoro, no sin antes prometerle a su mujer que sería su último viaje y que de tanta riqueza que le traería, la enterraría en oro.


    El pirata regresó y cumplió todas sus promesas, a pesar de dejar su pasión, que era la mar. Con tanta riqueza e intentando aliviar la pena del pirata, su mujer mandó a contruir una casa un tanto especial. Un torreón desde el que se podía ver toda la ciudad de Cádiz, incluso, la mar. La casa recordaba a un viejo barco, con grandes cristaleras que tenían la forma de las plumas de las gaviotas. Y un pequeño timón con el que poder simular sus fantasías y así navegar en su imaginación.


    Ahora, todo era perfecto o al menos, eso creía.
Poco después de terminar de construir la casa, la mujer contrajo una enfermedad a causa de la cual terminó falleciendo. El pirata nunca olvidó su promesa de enterrarla en oro, así que el féretro en el que enterró a su mujer estaba repleto del oro que había traído de aquella isla.


    La noticia recorrió toda la ciudad hasta llegar a oídos de unos ladronzuelos, que excitados ante la idea de hacerse ricos, profanaron la tumba de la mujer del pirata, sólo, para robar las riquezas.
    Cuando esta terrible noticia llegó a oídos del pirata, y pudo comprobarlo con sus propios ojos, preso de la repulsión y el odio, no dudó ni un instante en tomar su rifle e ir en busca de aquellos bandidos para quitarles la vida.


    A consecuencia de su delito, el pirata fue condenado a estar en la cárcel durante el resto de sus días.


   

 

Cristina Álvarez

Comentarios: 2
  • #2

    Annia (viernes, 10 marzo 2017 10:57)

    Donde se encuentra la casa?

  • #1

    Rosario (martes, 30 diciembre 2014 22:26)

    No puedo dar su nombre. Es un familiar directo al que le ocurrió algo este verano y no quiere que se cuente, solo me lo contó a mi y a su marido. Yo me quedé helada. Absolutamente fiable. Vió a una persona que conocía apoyada en un lugar mirando al infinito, como ida... Al cabo de los día se lo comentó a un conocido común y le dijo que no podía ser ella porque el día antes del día que la vio, había muerto aunque no la habían podido enterrar por falta de medios y estaba en el depósito del hospital hasta poder enterrarla. El hospital estaba cerca del sitio donde la vio. Les aseguro que es tal cual. Ocurrió en Cádiz